30-11-2020 / 16:51 h EFE

Los bares y restaurantes de todos los municipios de la Región de Murcia excepto los de Yecla, Totana, Los Alcázares, Torre Pacheco y San Javier podrán reabrir las terrazas a partir del próximo miércoles 2 de diciembre y, si la mejoría en el número de contagios e ingresos continúa, se baraja relajar los confinamientos perimetrales tras el puente.

Así lo ha anunciado esta tarde tras la reunión del Comité de Seguimiento de la Covid-19 su portavoz técnico, el epidemiólogo Jaime Pérez, que ha destacado que desde el pasado puente de Todos los Santos, cuando se aplicaron las actuales restricciones de movilidad, toque de queda y hostelería, la curva de contagios ha bajado en un 75 por ciento.

En la última semana, la tasa de incidencia acumulada ha bajado de 478 casos por cada 100.000 habitantes en los últimos 14 días a 267 casos.

También ha caído la media de ingresos totales (425 en la última semana), y en cuidados intensivos (92), con lo que aunque la comunidad autónoma sigue en fase 2 de riesgo asistencial, se aproxima ya a la fase 1.

Por ello, Pérez ha dicho que, “con todas las cautelas” y suponiendo que los indicadores continúen bajando, sería posible revertir el cierre perimetral por municipios y de la propia comunidad autónoma una vez pasado el puente del pasado 8 de diciembre, aunque ha insistido en que la decisión dependerá en todo caso de la evolución de la pandemia.

El toque de queda, en cambio, ha considerado que tiene una utilidad al restringir la movilidad en el horario de noche, evitando reuniones sociales, por lo que se mantendría.

En cuanto a la hostelería, a partir de este miércoles serán ya 40 los municipios que podrán abrir las terrazas de sus bares y restaurantes.

28 de ellos lo podrán hacer al 100 por cien de su capacidad (Ojós, Librilla, Ricote, Beniel, Lorquí, Campos del Río, Bullas, Abarán, Villanueva del Río Segura, Fortuna, Moratalla, Santomera, Cartagena, Pliego, Molina de Segura, Las Torres de Cotillas, Alguazas, Murcia, Águilas, Alcantarilla, Fuente Álamo, La Unión, Mula, Cieza, Mazarrón, Blanca y San Pedro del Pinatar).

En otros 12, la apertura será con el aforo al 75 por ciento (Ceutí, Lorca, Cehegín, Abanilla, Alhama de Murcia, Archena, Puerto Lumbreras, Caravaca de la Cruz, Calasparra y Jumilla).

De esa manera, solo Yecla, Totana, Los Alcázares, Torre Pacheco y San Javier mantienen una incidencia superior a los 500 casos por cada 100.000 habitantes, por lo que sus bares y restaurantes seguirán cerrados.

En cuanto a los municipios de Aledo y Albudeite, superan también esa cifra, pero Pérez ha explicado que al ser localidades con una población por debajo de los 10.000 habitantes, la incidencia ha subido por sendos brotes familiares que están controlados y que, por tanto, permiten la reapertura de la hostelería.

La situación volverá a analizarse el próximo lunes 7 de diciembre para estudiar la posibilidad de tomar nuevas medidas de flexibilización, y ha preferido no adelantar posibles medidas de cara a la navidad.

Por último, se ha referido a las dudas suscitadas entre los datos sobre nuevos casos diarios y casos totales desde el principio de la pandemia, y ha señalado que puede haber un salto entre ambos porque semanalmente se consolidan las cifras con datos que han llegado con retraso, por ejemplo, de laboratorios privados o cribados en empresas, lo que en ciertos momentos provoca diferencias entre ambos datos.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Abril 2021
L M X J V S D
      1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30    
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD