02-12-2020 / 11:10 h EFE

Castilla y León ha aprobado las plazas de formación especializada para residentes de medicina, enfermería, farmacia o psicología para el próximo año, con un récord de 631, el 8,2 por ciento más que las 583 de la anterior convocatoria, y el objetivo de superar las 700 para cubrir las especialidades más deficitarias.

La Consejería de Sanidad ha precisado en un comunicado que se trata de una cifra provisional ya que el objetivo "es transformar algunas de las plazas acreditadas correspondientes a especialidades con superávit y ofertarlas en aquellas otras especialidades que presentan déficit de profesionales de cara al futuro, hasta alcanzar una oferta global con más de 700 plazas".

La oferta en especialidades hospitalarias aumenta de 287 a 315, con nuevas acreditaciones e incremento de la capacidad docente de los hospitales.

Por áreas, la oferta es la siguiente: Ávila 8; Burgos 43; León 46; El Bierzo 8; Palencia 14; Salamanca 67; Segovia 15; Soria 7; Hospital Universitario Río Hortega 40; Hospital Clínico Universitario 56; y Zamora 11.

Además, en Medicina de Familia y Comunitaria el año que viene se ofertarán 178 plazas, frente a las 170 del 2020; que por áreas serán 9 plazas para Ávila; 41 Burgos; 18 León; 7 El Bierzo; 12 Palencia; 14 Salamanca; 8 Segovia; 15 Soria; 20 Valladolid Oeste; 20 Valladolid Este (15 Clínico y 5 Medina del Campo); y 14 Zamora.

En cuanto a las seis especialidades de Enfermería, se pasa de 126 a 138 plazas; con veintidós para enfermería Obstétrico-Ginecológica (Matrona) se destinan; once para Salud Mental; cinco para Enfermería del Trabajo; 91 para la especialidad Familiar y Comunitaria; ocho para Enfermería Pediátrica; y una para Enfermería Geriátrica.

Por áreas, las 138 plazas de formación para enfermería se distribuyen de la siguiente manera: 7 Ávila; 23 Burgos; 17 León; 8 El Bierzo; 6 Palencia; 14 Salamanca; 7 Segovia; 15 Soria; 19 Valladolid Oeste; 21 Valladolid Este (20 Clínico y una Medina del Campo); y una plaza para Zamora.

La Consejería también ha destacado como novedad que está ultimando un programa de incentivación para los tutores, con el objetivo de aportar más calidad a la formación y otorgar un reconocimiento a la labor que realizan estos profesionales del sistema sanitario de Castilla y León.

La Consejería ha recordado que además se suman los acuerdos con el sindicato CESM en tres áreas de actuación: retributiva, formativa y laboral.

En lo que respecta a materia salarial, se acordó incrementar la retribución por hora de guardia hasta alcanzar la media actual de España.

En aspectos formativos se garantizará la representación de los residentes en todas las Comisiones de Docencia, o el compromiso de potenciar las figuras docentes y, en particular, la de profesionalizar la del Jefe de Estudios como máximo responsable de la Comisión de Docencia.

Y, según las mismas fuentes, habrá mejoras en materia laboral, particularmente en materia de descansos, en las mismas condiciones que el personal sanitario estatutario.

También en la necesidad de afianzar los programas de fidelización de los residentes en Castilla y León, estableciendo las condiciones y plazas a ofertar con antelación suficiente; y en potenciar la estabilidad laboral con una oferta anual de empleo y un concurso de traslados abierto y permanente, para avanzar en la fidelización y estabilidad laboral.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Noviembre 2022
L M X J V S D
  1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 30      
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD