02-12-2020 / 14:22 h EFE

El apoyo familiar ante los problemas de vivienda ha llegado a su límite con la pandemia del coronavirus, debido al soporte dado durante la crisis económica de 2008, según el tercer informe de "Cuando la casa nos enferma 3. Redes de apoyo en tiempos de crisis".

Presentada este miércoles, la investigación llevada a cabo por la asociación sin ánimo de lucro Provivienda, financiada por la Dirección General de Diversidad Familiar y Servicios Sociales, se ha centrado en el papel que juegan las redes de apoyo en tiempos de crisis, tanto formales como informales, con respecto a la vivienda y a la salud social.

El informe alerta del impacto que pueden tener en el derecho a la vivienda los problemas económicos o la pérdida de empleo derivada de la covid, ya que ahora no existe el "colchón familiar" que había en la crisis de 2008. A esta situación hay que añadir el desgaste de los servicios sociales.

Para elaborar este informe, han realizado 59 entrevistas en Santa Cruz de Tenerife, Granada y Madrid, analizadas junto a los datos de encuestas del INE, CIS, Eurostat y los aportados por desde diversos ministerios, lo que permite observar la situación de las familias desde el estallido de la crisis económica de 2008 hasta la actualidad.

Los resultados obtenidos demuestran que las redes de apoyo informales, es decir, familia y amigos, han sido claves en España desde el estallido de la crisis de 2008 hasta la actualidad. El 84,3 % recurría a ellos en primer lugar para cuidar de un enfermo o dependiente, frente al 8,9 % que acudía a servicios públicos.

A la hora de encontrar un sitio donde vivir, el 60 % también recurría también en primer lugar a familiares y amigos; el 11,2 %, a los servicios públicos y el 11,5 %, a entidades privadas.

"Cuando una persona no puede pagar el alquiler, no acude a servicios de vivienda, acude a su familia y luego a servicios sociales. Esto no pasa en el caso de la salud o el empleo. Acuden a servicios especializados y específicos. El impacto en el tipo de atención es enorme", explica el director general de Provivienda, Eduardo Gutiérrez.

El informe expone cuatro situaciones de exclusión residencial: vivir sin techo, vivienda insegura, vivienda inadecuada y problemas de asequibilidad.

Con el fin de paliar estas situaciones, Provivienda apuesta por personalizar los servicios de atención a la exclusión, dotar de un enfoque integral a las políticas de vivienda, urbanismo y servicios sociales desde la diversidad, y promover proyectos comunitarios.

También solicita medidas preventivas, que se promueva la digitalización de los servicios de atención social y que se aproveche la financiación europea para la inclusión residencial.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Mayo 2022
L M X J V S D
            1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31          
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD