02-12-2020 / 18:31 h EFE

Miles de armenios salieron hoy a las calles de Yerevan para exigir la dimisión del primer ministro, Nikol Pashinián, por la derrota ante Azerbaiyán en la guerra por el control de la región de Nagorno Karabaj.

Los manifestantes, que se concentraron frente al edificio del Gobierno en una protesta organizada por el partido opositor Dashnaktsutiún, acusan a Pashinian de traición por firmar el 9 de noviembre un acuerdo con Bakú para poner fin a los combates, lo que consideran una capitulación.

La oposición armenia anunció que el jueves publicará una "hoja de ruta" sobre sus planes de movilización para las próximas semanas, entre las que figura la celebración el sábado de un gran mitin en la capital.

"Mañana emitiremos una declaración sobre la necesidad de que dimita el actual Ejecutivo dirigido por el primer ministro y la formación de un Gobierno de transición", dijo Artsvik Minasián, representante de Dashnaktsutiún, como es conocida la Federación Revolucionaria Armenia.

Agregó que también se anunciará el nombre del candidato o candidatos a encabezar ese Gobierno interino.

Pashinián, que llegó al poder en 2018 tras una revolución popular, ha rechazado la creación de un Gobierno de unidad nacional y presentado un plan para salir de la crisis política provocado por el conflicto karabají, que dejó miles de muertos, entre civiles y militares.

"Soy el responsable de la situación creada durante la guerra, de los fracasos y de lo que ocurre ahora. El principal responsable para superar la situación, devolver la estabilidad y la seguridad al país también soy yo", dijo.

Los principales puntos del plan son facilitar el retorno de los karabajíes a sus casas, garantizar la seguridad del territorio por parte del contingente de paz ruso y la reconstrucción de la infraestructura civil, a lo que hay que sumar una profunda remodelación del Gobierno armenio.

Durante la cumbre telemática de la Organización del Tratado de Seguridad Colectiva, el brazo armado postsoviético, el presidente ruso, Vladímir Putin, volvió hoy a defender la figura de Pashinián.

"El jefe del Gobierno armenio se vio obligado a tomar una decisión muy complicada, pero necesaria para todo el pueblo de Armenia", dijo, y alabó el "coraje" de Pashinián.

Los combates en el Karabaj, enclave en disputa entre armenios y azerbaiyanos desde 1988, estallaron el 27 de septiembre y se cobraron durante 44 días la vida de miles de personas, entre civiles y militares.

Armenia controlaba el territorio desde su victoria en la anterior guerra (1992-1994), tras lo que entró en vigor un frágil alto el fuego roto en numerosas ocasiones, aunque, con la excepción de la guerra de los cuatro días de 2016, nunca a gran escala.

En virtud del acuerdo patrocinado por Moscú que puso fin a la guerra el 10 de noviembre, Azerbaiyán controlará más de dos tercios del territorio del Karabaj, república que proclamó su independencia tras celebrar tres referendos (1991, 2006 y 2017), aunque ésta nunca fue reconocida por la comunidad internacional, ni siquiera por Ereván.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Junio 2022
L M X J V S D
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30      
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD