06-12-2020 / 21:19 h EFE

La Cancillería argentina informó este domingo que luego de largas e intensas gestiones logró que el argentino Facundo Molares, identificado como exmiembro de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) y detenido en Bolivia desde noviembre de 2019, regresara hoy a la Argentina para recibir atención médica, tras ser autorizado por recientes resoluciones judiciales bolivianas.

"Acompañado por autoridades bolivianas y de la embajada argentina, Facundo Molares abordó el T-11 de la Fuerza Aérea enviado por Presidencia de la Nación a La Paz, avión que lo trasladó hasta la base aérea de El Palomar, Provincia de Buenos Aires, para luego ser transportado a un centro de atención médica", se indica en un comunicado difundido por la Cancillería.

Morales fue recibido por el director general de Asuntos Consulares, Gustavo Dzugala.

El argentino, alias "Camilo Fierro", fue detenido, según el Gobierno argentino, "de manera irregular por el Gobierno de facto de Jeanine Áñez en noviembre de 2019 y desde entonces estuvo en prisión preventiva, mientras era tratado en un hospital por una herida de bala y problemas renales".

A su delicada situación, se le sumaron complicaciones previas, que dieron lugar a reiteradas gestiones del Gobierno argentino para asegurar un tratamiento médico adecuado.

A partir de la asunción del nuevo presidente Luis Arce, en Bolivia, el canciller argentino, Felipe Solá, entabló un diálogo con el Ministro de Justicia, Iván Lima, quien, según las autoridades argentinas, "se mostró receptivo con el caso, a fin de darle una pronta solución, además de haberse comprometido a preservar la salud del ciudadano argentino".

El 26 de noviembre pasado, la Cancillería argentina fue informada sobre la decisión del Tribunal Número 1 Penal de Sentencia de la ciudad de Montero, quien autorizó que la prisión preventiva pudiera ser sustituida por otras instancias y que, en vista de los argumentos del abogado de Molares y del Consulado argentino en Santa Cruz de la Sierra, el detenido recibiera atención médica en Argentina.

Asimismo, el Tribunal boliviano consideró que, además de atender su salud, Molares debe presentarse periódicamente ante el Consulado boliviano en Buenos Aires, hasta que se resuelva el caso de fondo.

LOS ANTECEDENTES

Morales había sido detenido en la localidad boliviana de Yapacaní el 14 de noviembre de 2019 acusado de participar en revueltas junto a los grupos que defendieron la gestión del entonces presidente Evo Morales.

"Sometido a un proceso judicial irregular y con acusaciones que el Ministerio Público Fiscal nunca acompañó de cargos concretos en su contra, durante su prolongada detención Molares fue transferido de penal y debió soportar que cuatro audiencias para el tratamiento de su caso fueron postergadas y dilataran aún más la situación", explica el comunicado de Cancillería.

Molares entró en "coma inducido" a causa de las heridas que sufrió durante un enfrentamiento entre grupos afines y contrarios a Evo Morales en la ciudad oriental de Montero el 30 de octubre del año pasado. En aquel enfrentamiento murieron por disparos de bala dos activistas cívicos que protestaban contra las irregularidades en las elecciones generales de 2019.

En un comunicado divulgado poco después del arresto, el partido colombiano FARC señaló que Morales era un disidente del proceso de paz de Colombia.

La familia del argentino ha asegurado que había llegado a Bolivia para trabajar como reportero gráfico y que no tuvo nada que ver con los hechos imputados, además de pedir su repatriación.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Enero 2022
L M X J V S D
          1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30
31            
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD