06-12-2020 / 21:59 h EFE

El vicepresidente primero del Parlament, Josep Costa (JxCat), ha asegurado este domingo que no debe dimitir por haber participado en una reunión en la que había representes de fuerzas minoritarias independentistas de extrema derecha y ha insistido en sus ataques contra ERC por pedirle que renuncie.

En varios mensajes en su cuenta de Twitter, Costa explica que el jueves "se nos coló algún ultra" en una reunión en la que participaron 18 personas, pero insiste en que desconocía que habría representantes de grupos extremistas entre las formaciones independentistas convocadas al encuentro virtual.

"No es excusa, pero ¿quién no ha entrado tarde, salido momentáneamente o apagado micro y cámara en una reunión virtual?", sostiene Costa, que añade que son "patinazos que pueden hacer gracia o ser desgraciados", pero que "no constituyen ningún escándalo político. Y mucho menos motivo de dimisión", concluye.

Costa aseguró ayer que los propios organizadores de la reunión han ratificado que ninguno de los participantes sabía quiénes eran los asistentes, exigió la dimisión del dirigente de ERC Sergi Sabrià por pedirle responsabilidades y este domingo ha acusado a ERC de estar detrás de la filtración a los medios de su presencia en la reunión.

Asimismo, en otro mensaje en esta red social, y también con ánimo de replicar a ERC, ha mostrado una foto de un acto celebrado frente a las puertas del Parlament en el que un joven Pere Aragonès escucha a pocos metros una intervención de Santiago Espot, que lidera actualmente el grupo extremista Força Catalunya, una de las fuerzas presentes en el encuentro del jueves.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Abril 2021
L M X J V S D
      1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30    
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD