07-12-2020 / 14:30 h EFE

El consejero de Salud y Familias, Jesús Aguirre, ha mostrado su confianza en que "en dos o tres días" las cifras de benceno presente en el agua distribuida en quince localidades sevillanas disminuyan y se pueda permitir de nuevo su uso para el consumo humano.

En rueda de prensa, Aguirre ha dicho que no han sido cifras "peligrosas para la salud, pero sí por encima de los parámetros" que se deben cumplir y ha precisado que la alteración en esos niveles "posiblemente" se ha producido "por unos filtros contaminados con benceno que están siendo examinados".

Ha sostenido que se trata de un tema "puntual" y que "una vez que ya se conoce la causa, probablemente en tres días estemos ya en cifras de normalidad absoluta en esas localidades".

Ha insistido en que para ser nocivo para la salud el consumo de agua las cifras tendrían que haber sido "hasta diez veces superiores", pero que la Junta maneja los datos como "una garantía de calidad" y prefiere "dar el agua como no apta para el consumo si supera en una milésima el nivel" habitual.

Las primeras localidades afectadas por esta prohibición fueron Marchena, La Luisiana y Écija, municipios a los que este domingo se sumaron Arahal, Cañada del Rosal, Morón de la Frontera, El Rubio, Fuentes de Andalucía, Herrera, La Campana, Puebla de Cazalla, Lantejuela, Marinaleda, Osuna y Paradas.

La declaración como agua no apta para el consumo humano significa que no puede ingerirse ni utilizarse para la elaboración de alimentos, aunque sí puede usarse para higiene personal y limpieza doméstica, según precisó la Junta.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Junio 2022
L M X J V S D
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30      
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD