07-12-2020 / 18:10 h EFE

Las fuerzas independentistas han recrudecido este lunes su guerra interna en un clima preelectoral, a raíz de una polémica reunión en la que participó Josep Costa, uno de los principales cargos de JxCat, así como representantes de Demòcrates y del xenófobo Front Nacional de Catalunya.

A poco más de dos semanas de la convocatoria automática de elecciones para el 14 de febrero, la tensión entre JxCat y ERC sigue agravándose, con acusaciones abiertas de juego sucio y peticiones cruzadas de dimisión.

La mecha del último desencuentro prendió el pasado jueves, cuando un grupo de exmiembros de la cúpula de la ANC montaron una reunión telemática a la que estaban invitados representantes de todos los partidos y grupúsculos independentistas, con el fin de explorar un hipotético frente unitario para las elecciones del 14F.

ERC, la CUP y el PDeCAT, entre otros, declinaron conectarse a la sesión, mientras que en cambio sí lo hicieron Costa, vicepresidente primero del Parlament, y dos miembros de Demòcrates, formación que cuenta con dos diputados integrados en el grupo de Esquerra.

Al trascender la reunión, el presidente del grupo de ERC en el Parlament, Sergi Sabrià, pidió la dimisión de Costa, protagonista de numerosos choques con Esquerra a lo largo de la legislatura, aunque esta vez, a las puertas de una nueva campaña electoral, el cruce de acusaciones ha alcanzado niveles superiores.

Este lunes, en declaraciones a Catalunya Ràdio, Costa ha acusado a Sabrià de orquestar una "campaña de difamación" en su contra y ha exigido a ERC que "no instrumentalice" la extrema derecha como "arma arrojadiza" para hacer daño a JxCat.

"Nos haremos daño todos, y ellos los primeros, si instrumentalizan la extrema derecha electoralmente para hacer daño a los adversarios y para sacar un rédito de partido", ha alertado Costa, que ha admitido que cometió "un error personal" al conectarse a esa reunión "sin saber exactamente quién" participaba en ella.

Pese a la insistencia de ERC en reclamar la dimisión de Costa, la vicepresidenta y portavoz de JxCat, Elsa Artadi, ha cerrado filas con él y ha puntualizado que acudió a esa reunión a título personal.

"JxCat no participa en ninguna reunión porque no está buscando una coalición electoral con ningún partido", ha recalcado Artadi, que ha denunciado el "interés" de ERC en alimentar esta "polémica ridícula y estéril", pese al "desgaste y la frustración" que este tipo de peleas pueden generar en el electorado independentista.

Otra de las formaciones involucradas en la polémica reunión es Demòcrates: ERC ha decidido romper la alianza parlamentaria y ha exigido a sus dos diputados, Antoni Castellà y Assumpció Laïlla, que dejen el escaño.

La respuesta de Castellà ha sido, este lunes, invitar a los 30 diputados de ERC a abandonar su propio grupo en el Parlament por "incumplimiento" de las bases del acuerdo que sellaron para presentarse unidos a las elecciones del 21 de diciembre de 2017.

Por "coherencia", ha dicho, son los diputados de ERC quienes deberían irse del grupo republicano si ya "no están de acuerdo" con la vía unilateral hacia la independencia que sí defendían en 2017.

Castellà ha abierto la puerta a una alianza electoral con JxCat y otras fuerzas que apuesten por la "confrontación" con el Estado y la vía unilateral, aunque si esa coalición no es posible Demòcrates se presentará en solitario.

Ajena al terremoto político generado, la plataforma Donec Perficiam, impulsora de la polémica reunión de la semana pasada, ha convocado para este miércoles a las mismas fuerzas políticas a un nuevo encuentro y, en un comunicado, ha arremetido veladamente contra ERC por utilizar "cualquier excusa para blanquear su intención de no impulsar una candidatura fuerte" y unitaria.

Por su parte, la líder de Catalunya en Comú Podem, Jéssica Albiach, ha reclamado al presidente del Parlament, Roger Torrent, que retire a Costa la potestad de sustituirle en los plenos y en cualquier otro acto institucional.

La candidata del PDeCAT a la Generalitat, Àngels Chacón, ha evitado en cambio criticar a Costa, pero ha destacado que su partido sí declinó participar en la reunión de Donec Perficiam.

Mientras tanto, el cabeza de lista de Ciudadanos para el 14F, Carlos Carrizosa, ha remitido a Fiscalía varios correos que, en su opinión, acreditarían la presunta voluntad de la candidata de Junts, Laura Borràs, de "eludir la legalidad" en la adjudicación irregular de contratos cuando dirigía la Institució de les Lletres Catalanes.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Mayo 2022
L M X J V S D
            1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31          
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD