10-12-2020 / 12:31 h EFE

La compañía de seguros del CatSalut, la Société Hospitaliére d'Assurances Mutuelles (SHAM), ha indemnizado con 81.000 euros a la viuda de un paciente del Hospital de Bellvitge y del Hospital Residencia Sant Camil de Sant Pere de Ribes (Barcelona) que falleció por una "asistencia sanitaria defectuosa".

El Juzgado de Primera Instancia número 43 de Barcelona ha homologado el acuerdo alcanzando entre la esposa del fallecido, representada por los Servicios Jurídicos de la Asociación "Defensor del Paciente" en Cataluña, y la aseguradora SHAM mediante el cual se indemniza a la mujer por todos los conceptos, daños y perjuicios personales reclamados por la muerte de su marido.

Según ha explicado la defensa, el 14 de diciembre de 2017, el fallecido, de 70 años, ingresó en el Hospital de Bellvitge para la corrección quirúrgica de una lesión valvular aórtica mediante la sustitución de la válvula aórtica.

Durante los dos meses siguientes a la intervención, el paciente acudió en varias ocasiones a los Servicios de Urgencias de Bellvitge y del Hospital Residència Sant Camil, gestionado por un consorcio formado por el CatSalut y entes locales de la zona, por presentar dispnea a máximos esfuerzos, siendo diagnosticado erróneamente de bronquitis aguda y de infección respiratoria por Gripe A.

Ante la progresión de la clínica se realizó un ecocardiograma que evidenció la existencia de un derrame pericárdico severo.

El 1 de junio de 2018, el paciente volvió a Urgencias de Bellvitge por dificultad respiratoria (dispnea) con una ingurgitación yugular de tres cruces (la vena yugular se hace más prominente por la acumulación de sangre), hepatomegalia (hígado agrandado) y edemas maleolares (hinchazón en tejidos blandos).

Tal y como ha explicado la defensa, en este ingreso, la orientación diagnóstica, hecha correctamente, fue insuficiencia cardíaca, "pero de manera sorprendente, y a pesar de la evidencia proveída por las investigaciones clínicas, la insuficiencia cardíaca se catalogó de no específica, sin estudiar el origen o causa de la misma, y sin suministrar tratamiento médico fue derivado al Hospital Residencia Sant Camil".

El 4 de junio de 2018, se solicitó una nueva prueba diagnóstica, que tardó 3 días en realizarse, donde se informaba de la presencia de un derrame pericárdico severo de 35mm de grosor con signos moderados de taponamiento y expansión diastólica restringida del ventrículo derecho.

A pesar de la gravedad del diagnóstico se mantuvo al paciente ingresado en el Hospital Residencia Sant Camil sin que se le realizara el drenaje urgente del derrame pericárdico.

La defensa ha explicado que desde el Hospital Residencia Sant Camil se solicitó, en diversas ocasiones, el traslado del paciente a Bellvitge para realizar el drenaje del derrame pericárdico.

A pesar del deterioro clínico, el traslado no se produjo y el paciente falleció esperando su derivación a Bellvitge para la realización de una técnica quirúrgica que nunca se realizó.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Noviembre 2021
L M X J V S D
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
29 30 30        
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD