14-12-2020 / 13:42 h EFE

El conseller de Acción Exterior, Bernat Solé, ha proclamado este lunes, tras su juicio por facilitar el 1-O en Agramunt (Lleida), que ante la consulta se limitó a "obedecer a la ciudadanía y estar al lado del pueblo", por lo que ha proclamado: "Juzgarme a mí es juzgar a todos los alcaldes de Cataluña".

En declaraciones a los medios tras ser juzgado en el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) por posibilitar el 1-O en Agramunt cuando era alcalde, ha denunciado ser víctima de una "causa general" y ha llamado a tejer una "estrategia compartida" para lograr la amnistía y un referéndum acordado.

Según el conseller, el 1-O se limitó a obedecer a la ciudadanía y a "trabajar para preservar la seguridad y salud de las personas en un acto multitudinario como el 1-O", lo que a su parecer "no debería ser nunca un acto de desobediencia".

"Juzgarme a mí es juzgar a todos los alcaldes de Cataluña, al municipalismo. Me siento portador de este valor que tenemos como país, de la fuerza de los municipios", ha aseverado.

Solé ha explicado que ha recibido muchas muestras de apoyo por su juicio, también de personas que "probablemente discrepan" de su proyecto político y que en el referéndum de 2017 "no se sintieron llamadas a ir a votar. Esa es la grandeza de la democracia y el 1-O fue una prueba de ello", ha opinado.

En ese sentido, ha apelado a la necesidad de "poner en común lo que unos une, una estrategia compartida, con la amnistía y el referéndum acordado como elementos esenciales para resolver este conflicto político y poner fin a la represión", tras advertir de la que "judicialización" no llevará a la solución.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Julio 2022
L M X J V S D
        1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD