15-12-2020 / 11:43 h EFE

Dos de los miembros de la terna presidencial bosnia cancelaron la reunión de este martes prevista en Sarajevo con el ministro ruso de Exteriores, Serguéi Lavrov, a quien acusaron de falta de respeto a las instituciones centrales bosnias del país balcánico.

Según explicó hoy el copresidente musulmán, Sefik Dzaferovic, él y su colega croata decidieron anular el encuentro previsto con el jefe de la diplomacia rusa después de que éste participara el lunes por la noche en una reunión con el miembro serbio de la Presidencia tripartita, Milorad Dodik, sin la bandera bosnia.

La cancelación de la reunión "preserva la dignidad y el orgullo" de Bosnia-Herzegovina, declaró Dzaferovic en rueda de prensa.

Precisó que en la entrevista entre Lavrov y Dodik solo ondeaban la bandera de Rusia y la del ente autónomo serbobosnio.

Además, Dzaferovic expresó su desacuerdo con la postura de Moscú sobre la necesidad del cierre de la oficina del alto representante internacional para Bosnia-Herzegovina, que el ruso ve como "un anacronismo" al considerar que los representantes políticos locales deberían asumir toda la responsabilidad.

El copresidente bosnio recordó que la presencia del alto representante internacional en su país está estipulada en un anexo del acuerdo de paz de Dayton.

"Quienes abogan por que se vaya, son aquellas fuerzas que hablan de la secesión y divisiones étnicas", declaró en una evidente alusión a Dodik, acusado por algunos políticos bosnios de tendencias secesionistas, pero que éste niega.

Dzaferovic señaló que los objetivos de la política exterior bosnia son la integración en la Unión Europea (UE) y en la OTAN, y que la cancelación de la reunión con Lavrov "es a la vez un mensaje a nuestros socios europeos y euroatlánticos de nuestro orgullo y determinación".

Por su parte, el miembro croata de la terna presidencial, Zeljko Komsic, criticó el apoyo de Lavrov a la neutralidad militar del ente serbobosnio y aseguró que es una muestra de poco respeto hacia las instituciones centrales bosnias.

Lavrov declaró el lunes en Sarajevo que cualquier intento de cambiar desde fuera el acuerdo de paz de Dayton, que puso fin a la guerra de Bosnia hace 25 años, puede tener "graves consecuencias".

El jefe la la diplomacia rusa se reunió también el lunes por la noche con Dragan Covic, líder del HDZ BiH, principal partido croatobosnio, que pide una reforma electoral y el derecho de su pueblo de elegir solo a sus líderes sin el voto de los musulmanes.

El acuerdo de Dayton estableció Bosnia-Herzegovina como un Estado de tres pueblos constitutivos y dos entes con amplia autonomía, el serbio y el común de musulmanes y croatas.

Algunos diplomáticos occidentales y políticos bosnios abogan por reformar el acuerdo para dar más poder a los órganos federales, a menudo bloqueados por el amplio poder que se otorga a los dos entes.

En el país son frecuentes las desavenencias entre los líderes de los tres pueblos, uno de los factores que obstaculizan las reformas para avanzar en dirección a la UE.

Lavrov tiene previsto reunirse hoy en Sarajevo con la ministra de Exteriores bosnia, Bisera Turkovic.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Junio 2023
L M X J V S D
      1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30    
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD