16-12-2020 / 14:00 h EFE

La Audiencia Provincial ha condenado a 25 años de prisión por un delito de asesinato con la agravante de parentesco a la mujer acusada de matar de 35 puñaladas a su novio mientras dormía en Lugones, en julio de 2018.

La sentencia de la Sección Tercera, dictada este miércoles, le impone además el pago de una indemnización de 30.000 euros a cada uno de los tres hermanos de la víctima, así como una medida de libertad vigilada que propondrá el Juzgado de Vigilancia Penitenciaria y que se determinará al menos dos meses antes de la extinción de la pena de prisión.

El tribunal ha dictado el fallo después de que, el pasado 3 de diciembre, un jurado popular declara a la acusada por unanimidad culpable de asesinato con las agravantes de parentesco, alevosía y ensañamiento.

El asesinato se produjo en la madrugada del 17 de julio de 2018 en el domicilio de los padres de la mujer tras una discusión por celos con su pareja, pues ella creía que la iba a abandonar para irse con una exnovia.

La sentencia no es firme y contra la misma cabe interponer un recurso de apelación ante la Sala Civil y Penal del Tribunal Superior de Justicia del Principado de Asturias (TSJA) en el plazo de diez días

El abogado defensor, que solicitaba la libre absolución, ha anunciado a Efe que recurrirá la sentencia ante la Sala Civil y Penal del Tribunal Superior de Justicia del Principado de Asturias (TSJA).

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Agosto 2022
L M X J V S D
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
29 30          
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD