19-12-2020 / 14:10 h EFE

El nuevo obispo de León, Luis Ángel de las Heras, ha recordado este sábado, durante su discurso de toma de posesión, "a quienes sufren la enfermedad, la muerte, la soledad y la tristeza a causa de esta pandemia", y se ha comprometido a seguir el camino de su predecesor, Julián López, cuya labor ha encomiado.

La ceremonia se ha celebrado en la catedral de León, ha sido seguida en directo por trescientos fieles, la mitad del aforo del templo, y han participado dieciocho obispos, entre ellos el cardenal y arzobispo de Valladolid, Ricardo Blázquez; y los arzobispos de Oviedo, provincia eclesiástica en la que se integra la Diócesis de León, de Burgos y de Santiago de Compostela.

De las Heras ha llegado a la puerta principal del primer templo de la Diócesis después de caminar por la Plaza de Regla en compañía del nuncio apostólico de Su Santidad en España, Bernardito Auza, desde el Seminario Mayor San Froilán.

El nuncio ha presentado al nuevo obispo, quien a continuación ha sido recibido por el administrador apostólico y anterior prelado, Julián López, y por el deán y presidente del Cabildo, Manuel Pérez Recio.

El presidente del Cabildo ha ofrecido al nuevo pastor la reliquia del Lignum crucis que se custodia en la Catedral, para que la besase, y a continuación ha sido presentado al Colegio de Consultores (único órgano de gobierno de la Diócesis que no cesa con la llegada de un nuevo obispo).

Seguidamente, el obispo electo, junto con sus acompañantes, se ha dirigido a la Capilla del Santísimo Sacramento, donde ha permanecido en adoración durante unos minutos para preparar la eucaristía.

La celebración ha comenzado con una procesión de entrada que ha partido de la sacristía y recorrido la nave sur, el presbiterio, rodeado el trascoro y accedido a la nave central.

Tras llegar al altar todos los concelebrantes ha cumplido con el rito de la veneración y el nuncio ha presidido el comienzo de la misa.

En su primera homilía como obispo de la Diócesis de León, De las Heras ha afirmado que "uno se siente muy pequeñito cuando está en una catedral tan hermosa e inmensa como la de León", y ha agregado que desde esa "pequeñez" quiere saludar cordialmente en el Señor a todos los fieles de la Diócesis.

El momento más emotivo de la ceremonia se ha producido cuando el nuevo obispo, con mitra y báculo, se ha sentado en el trono ante los aplausos de los presentes.

El nuevo prelado de León ha recordado también su "hermosísimo camino pastoral en Mondoñedo-Ferrol" donde fue obispo desde 2016 hasta el pasado octubre.

"Con esta eucaristía y agradeciendo al señor su bondad para con todos, comienzo mi andadura en vuestra Diócesis que es ahora ya también la mía", ha proclamando.

De León ha dicho que es "una porción del pueblo de Dios que camina esperanzada con una larga y bella historia a sus espaldas y con un futuro apasionante ante sí".

"Una porción del pueblo que está padeciendo un momento de desconcierto y gran dolor, por eso mis primeras palabras hoy quiero que lleguen a quienes están siendo golpeados por la enfermedad, la muerte, la soledad, la precariedad, la tristeza y la desesperanza a causa de esta pandemia en León y en tantos lugares de la tierra", ha afirmado.

Ha transmitido "un recuerdo agradecido" a los profesionales de la salud y a los trabajadores de otros servicios en primera línea frente a la Covid-19.

"También a los sacerdotes que cuidan y acompañan a tantas personas que lo necesitan", ha concluido.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Mayo 2022
L M X J V S D
            1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31          
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD