21-12-2020 / 14:01 h EFE

El EDF Logroño recibirá mañana al Athlétic de Bilbao en su último encuentro del año, en el que medirá su mejoría tras conseguir su primer triunfo de la temporada, en Sevilla, en el primero que Javier Moncayo ocupaba el banquillo.

El conjunto riojano logró hace apenas tres días su mejor resultado de la temporada y así, posiblemente el disputar su siguiente partido en tan breve espacio puede serle beneficioso si mantiene las cosas que hizo bien en Sevilla.

Allí ofreció una imagen más consistente y fue capaz de aprovechar sus oportunidades de gol, con la motivación que aporta el cambiar de entrenador.

Mañana el partido reeditará la semifinal de Copa que enfrentó a estos dos equipos hace semanas y en la que las riojanas se impusieron en la tanda de penaltis.

Ese choque puede servir de referencia a las riojanas, sobre todo para consolidar su capacidad defensiva.

Pero no deben tener complejos ante las bilbaínas, que están en la zona tranquila de la clasificación a pesar de que solo ha ganado cuatro partidos.

Es decir, las vascas marcan el camino a seguir por el EDF, que es la seguridad defensiva y el ser capaz de aprovechar sus ocasiones para lograr unos resultados que le den tranquilidad.

El partido se disputará en el campo del Mundial 82, debido a las obras en Las Gaunas, en horario de mañana, lo que dificultará la asistencia de espectadores, aunque tampoco todos los socios del EDF podrían acceder dada las limitaciones de la grada de este campo.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Mayo 2021
L M X J V S D
          1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30
31            
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD