21-12-2020 / 17:01 h EFE

La consellera de Justicia, Gabriela Bravo, se ha reunido hoy con el alcalde de Orihuela, Emilio Bascuñana, para avanzar en los trámites que permitan la ampliación de la sede judicial de la capital de la Vega Baja mediante la adquisición de unos terrenos colindantes al Palacio de Justicia que fue comprado por la Generalitat al consistorio en octubre pasado.

En esta operación, el Consell adquirió el edificio por 4,7 millones de euros y resolvió así un problema enquistado desde 2005.

En el acuerdo por el que se regularizó la situación patrimonial de la sede judicial, el Gobierno valenciano cedió al Ayuntamiento dos inmuebles en desuso para que fueran destinados a actividades formativas.

A cambio, y según el convenio, el Consistorio cedería a la Generalitat dos solares de su propiedad colindantes al Palacio de Justicia y compraría, además, otras tres parcelas pertenecientes a particulares o, al menos, una de ellas, de 195 metros cuadrados, para la conexión de la sede principal de los juzgados con los terrenos de la futura ampliación.

El alcalde se ha comprometido a "agilizar al máximo la ampliación de estas instalaciones judiciales y a poner a disposición de la Conselleria los espacios necesarios", tal y como rige el acuerdo alcanzado el pasado mes de octubre.

"Con esta operación aumentaríamos esta sede judicial, que ya nació pequeña, entre los 2.000 y los 2.500 metros cuadrados", ha indicado, por su parte, Bravo.

De esta forma, la capital de la Vega Baja y los 21 municipios que alberga su partido judicial contará con una sede única de más de 7.000 metros cuadrados.

En la actualidad, los órganos judiciales de Orihuela están repartidos en dos locales: el principal, de 4.915 metros cuadrados, en la plaza de Santa Lucía y el otro, en la calle Nova.

Estos espacios son insuficientes para integrar las instalaciones de los doce órganos judiciales, así como la Oficina para la Asistencia a las Víctimas del Delito, la Unidad de Valoración Integral Forense, la cámara Gessell y dependencias apropiadas para los colegios de abogados y procuradores de Orihuela.

Para la consellera, en la reunión, celebrada este lunes, "se han definido las necesidades de la Conselleria para la ampliación de los juzgados".

Si la adquisición y cesión de las parcelas se culminan en el primer semestre de 2021, se podrían llevar a cabo los trámites administrativos para que "las obras puedan iniciarse en esta legislatura", ha apuntado.

Según Bravo, con la ampliación del Palacio de Justicia, "se acabará con la dispersión de órganos judiciales y se sumará confort, seguridad para las víctimas y usuarios y, en definitiva, un edificio acorde a las necesidades de Orihuela".

La consellera también ha explicado al alcalde que mientras se avanza en el proyecto de ampliación, "se va a continuar invirtiendo en la sede judicial de Orihuela".

Está previsto para 2021 acometer un proyecto de eficiencia energética para cambiar los equipos de climatización y de iluminación del actual inmueble, lo cual supondrá una inversión aproximada de 580.000 euros.

A esta iniciativa hay que sumar las obras de reparación de los daños causados por la gota fría o DANA de septiembre 2019 en el edificio y que provocó algunas filtraciones por humedad en el sótano, fachada y terrazas. Esta actuación se ha presupuestado en 560.000 euros.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Abril 2021
L M X J V S D
      1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30    
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD