21-12-2020 / 17:31 h EFE

El Banco Sabadell ha vendido a la firma de inversión estadounidense KKR una cartera de activos problemáticos procedente de la extinta Caja Mediterráneo de Alicante (CAM) por unos 130 millones de euros.

La venta, que se ha firmado este lunes, hace referencia al denominado "proyecto Aurora", con un valor en libros de aproximadamente 500 millones de euros, según han informado a Efe fuentes cercanas a la operación, que ha asesorado Deloitte.

Bain Capital también ha participado en la puja final por esta cartera, compuesta por activos tóxicos de la entidad alicantina, que el Sabadell se quedó en 2011 tras un rescate del Fondo de Garantías de Depósitos (FGD).

Nueve años después, el banco que preside Josep Oliu ha logrado desprenderse de la cartera, dando así por zanjado el Esquema de Protección de Activos (EPA) que recibió a cambio de quedarse la caja.

Esta venta permite además al Sabadell seguir haciendo limpieza de su balance, ahora que han fracasado las negociaciones de fusión con el BBVA y que el grupo de origen catalán quiere seguir en solitario y con una nueva dirección, liderada por César González-Bueno, que relevará como primer ejecutivo a Jaume Guardiola.

Se trata de la segunda operación de este tipo que cierra este año el Banco Sabadell, después de que hace tan solo unos días firmara la venta de una cartera de créditos dudosos a la gestora Tilden Park por unos 65 millones de euros.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Abril 2021
L M X J V S D
      1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30    
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD