22-12-2020 / 18:10 h EFE

Un grupo de científicos de la Universidad de La Laguna investiga los efectos de la crisis climática en el litoral de Tenerife y evalúa cómo cambian las comunidades de algas e invertebrados costeros, con el aumento de la temperatura, según informa el programa científico CanBio.

Esta iniciativa, financiada por el Gobierno canario y el grupo Loro Parque, pretende monitorizar cómo se incrementa la temperatura media del agua e identificar los lugares que más lentamente se calientan, los llamados "refugios fríos".

El estudio está liderado por la profesora Sabrina Clemente, de la Facultad de Ciencias de la Universidad de La Laguna, cuyo equipo intenta identificar en Tenerife zonas del litoral de la isla potencialmente más resistentes a los efectos del cambio climático que puedan considerarse como "refugios climáticos marinos".

También se analizan "exhaustivamente las comunidades de organismos existentes en esas zonas para conocer su biodiversidad, su estructura y funcionamiento, y las principales relaciones de los organismos que en ellas predominan", apunta Clemente.

Asimismo, la evaluación de la capacidad adaptativa de las comunidades marinas permitirá "preparar algunas medidas de restauración de las comunidades de algas más productivas de Canarias, que puedan ser de utilidad cuando el mar se tropicalice, en el escenario de cambio climático puntualiza la investigadora.

Durante las últimas semanas el equipo de investigadoras de la ULL se desplazó a Punta del Hidalgo para analizar las características de los zoantídeos -corales marinos que pertenecen al orden Zoantharia- presentes en el intermareal y tomar muestras de agua, para analizar sus características, como contenido en materia orgánica y concentración en clorofilas, lo que da una idea de la calidad del agua.

Estas comunidades marinas volverán a ser estudiadas pasados seis meses, para observar las variaciones que se hayan. Según Sonia Fernández, miembro del equipo de trabajo, la hipótesis es que "va a aumentar el número de los zoantídeos sustituyendo las macroalgas que hay en la isla a raíz del cambio climático".

Las muestras de agua recogidas se almacenan en congelación para su posterior análisis en el laboratorio de la Facultad de Biología, para luego medir la cantidad de clorofila entre otros parámetros abióticos.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Abril 2021
L M X J V S D
      1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30    
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD