29-12-2020 / 17:20 h EFE

Navarra ha comenzado este martes la vacunación contra la covid-19 del personal sociosanitario empleado en residencias y centros de personas mayores y dependientes de la Comunidad Foral.

La primera en hacerlo ha sido Vicky Uriz Rodríguez, empleada en la residencia El Vergel. La trabajadora, de 47 años, ha señalado a Efe, minutos después de recibir la vacuna, que, al ir citando por centros, “llaman a residentes y trabajadores a la vez”. Detrás de ella pasarán en la tarde de hoy otros 279 trabajadores más del ámbito sociosanitario.

Ha señalado junto a su compañera de residencia Beatriz Arrarás Hidalgo, de 48 años, que se encontraban “bien” tras recibir las primeras dosis. En su residencia han tenido “suerte”, han señalado, por lo que creen que “algo se ha hecho bien”.

Entre los residentes de El Vergel la vacunación ha sido mayoritaria, según cifras de Salud, con solo siete personas que han expresado su negativa.

Han reconocido que “hace meses sí había cierto miedo” pero “ahora ya no, y gana la necesidad de volver a la normalidad”. Arrarás ha apuntado también a la “responsabilidad” que tienen los trabajadores en centros sociosanitarios “tanto con las personas mayores como con las familias”.

“Le tengo más miedo al coronavirus que a la vacuna”, ha precisado, mientras se encontraba en el lapso de media hora que las personas recién vacunadas permanecen para controlar posibles problemas.

Una vacunación que se está efectuando en el centro Refena, donde Kiko Betelu Corcuera, subdirector de Urgencias y responsable de los operativos covid, ha afirmado que en este momento se encuentran trabajando dos equipos que realizan 80 vacunaciones a la hora.

Ha apuntado que la vacuna es “la clave para acabar con el coronavirus” y ha asegurado que se trata de un tratamiento “seguro”.

“Esto es el principio del fin, aunque queda mucha pelea y aún no sabemos si habrá tercera ola”, ha precisado, aunque ha señalado que “aquí se va a vacunar fenomenalmente bien”, al igual que se han realizado otras tareas como los cribados o las PCR.

En el recinto ha podido verse a varios equipos preparando la solución para la vacuna, que requiere de cinco dosis para la elaboración de un vial, así como un procedimiento de mezclado particular.

Andrea Blanco Toni, enfermera en Refena, realizó una de las PCR en el recinto y ha sido la encargada de suministrar la primera vacuna en Navarra, en la residencia El Vergel, una realidad “emocionante” para ella.

Aún no sabe cuándo tocará la vacuna a su sector, pero ha señalado que “es la solución" para acabar con la pandemia: “Cada uno es libre de hacer lo que quiera, pero para acabar con el covid habría que vacunarse”.

Blanco ha apuntado que la vacunación de personal médico “puede servir de ejemplo, porque nos preguntan sobre la eficacia”, por lo que la gente “puede confiar en ello y aceptar vacunarse”.

Ha relatado que la vacunación en Refena “está yendo muy bien” a pesar de algunas incertidumbres iniciales ya que se trata de una vacuna “con preparación distinta”.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Diciembre 2021
L M X J V S D
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30 31    
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD