30-12-2020 / 11:20 h EFE

El jefe de Mdicos Sin Fronteras Espaa (MSF) para Siria, Francisco Otero, advirti este mircoles de la necesidad de que la Organizacin Mundial de la Salud (OMS) ayude a suministrar la vacuna contra la COVID-19 en las zonas "sin Estado", como la provincia siria de Idlib, donde cree que los casos son muchos ms que los reportados.

"Las zonas del mundo en situaciones particulares deben ser tenidas en cuenta por la OMS, si no qu va a pasar con ellos?", indic a Efe Otero, preocupado por el acceso a la vacuna en estas reas donde no hay "Estado", como es el caso de Idlib, el ltimo bastin opositor de Siria, en el noroeste del pas.

En Idlib y en otras zonas controladas por facciones armadas opositoras en la provincia de Alepo (norte), donde se estima que viven en total unos 4 millones de personas, se han reportado unos 20.000 casos hasta la fecha, pero el responsable humanitario cree los contagios son muchos ms y estas cifras "no reflejan la realidad".

Lo achaca a la "muy, muy baja" capacidad para realizar las pruebas de la COVID-19, a lo que se suma el coste del PCR para una poblacin cuyo poder adquisitivo es muy limitado tras casi una dcada de guerra y para la que el test solo es gratuito si la persona es referida directamente por un mdico.

Por ello, los pacientes tienden a esperar mucho tiempo antes de buscar ayuda mdica y el nmero de casos "graves" ha aumentado significativamente: cerca de un 80 % del total de 557 ingresados desde abril en el centro de MSF Espaa en Idlib han llegado en las ltimas semanas.

En general, hay pocas camas disponibles en las Unidades de Cuidados Intensivos (UCI) y la subida en el nmero de casos de gravedad hace que los ingresados permanezcan ms tiempo en los centros y no se puedan admitir nuevos pacientes.

Asimismo, el jefe de la misin de MSF apunta que muchos de ellos necesitan oxgeno y su produccin es "complicada" en un escenario de "guerra".

De por s, Siria sufre una "importante" carencia de personal sanitario debido al conflicto, lo que afecta no solo a la respuesta frente al coronavirus sino tambin a otras enfermedades.

Otero destac las dolencias estacionales, crnicas y las ligadas al saneamiento como las diarreas, comunes en las zonas donde la infraestructura est destrozada por los combates.

En el noroeste del pas rabe, un alto porcentaje de la poblacin ha sido forzada a desplazarse internamente y muchos viven "hacinados" en campamentos donde resulta "muy, muy, muy complicado" adherirse a las medidas de prevencin, sobre todo en invierno con las inundaciones y el barro.

La falta de "privacidad" en estos campos hace que los contagiados sean, adems, fcilmente estigmatizados en lugar de tratados, concluy el responsable.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo ms tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Octubre 2022
L M X J V S D
          1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD