30-12-2020 / 19:00 h EFE

El portavoz de la oposición de Costa de Marfil y líder del Frente Popular Marfileño (FPI), Pascal Affi N'Guessan, fue liberado este miércoles tras ser arrestado en noviembre después de anunciar la creación de un consejo de transición para celebrar nuevos comicios, lo que el Gobierno calificó de "sedición".

N'Guessan fue detenido en la madrugada del 6 al 7 de noviembre, días después de las elecciones presidenciales del 31 de octubre, en las que Alassane Ouattara, jefe de Estado desde 2010, se presentó a un tercer mandato, que ganó con el 94,27 % de los votos.

La oposición tildó los comicios de "parodia" y consideró la candidatura de Ouattara "inconstitucional" y un "golpe de estado".

Por ello, el 2 de noviembre anunció la creación de un Consejo Nacional de Transición (CNT) hasta la celebración de unos nuevos comicios "justos, transparentes e inclusivos".

Según el ministro marfileño de Justicia y Derechos Humanos, Sansan Kambilé, la formación del CNT es "un acto de sedición" y un "atentado y complot contra la autoridad del Estado y la integridad del territorio nacional", por lo que el Gobierno solicitó a la Fiscalía que los responsables y sus cómplices comparezcan ante los tribunales.

Ouattara fue reelegido en 2015 para un segundo y último mandato según la Carta Magna, pero tras una reforma constitucional en 2016 sus partidarios consideraron que no computaba el primero de ellos y que tenía derecho a uno más.

Los comicios estuvieron salpicados de violencia en varias zonas del país desde el anuncio de la candidatura de Ouattara, después de la repentina muerte de su sucesor, el primer ministro Amadou Gon Coulibaly.

Desde agosto hubo una fuerte movilización de la oposición, que llamó a la desobediencia civil y al boicot de la votación, y más de un 80 % no participó en los comicios.

Según cifras del Gobierno marfileño, al menos 85 personas fallecieron en Costa de Marfil y 485 resultaron heridas desde el 10 de agosto en enfrentamientos vinculados a la celebración de las elecciones.

Las tensiones políticas causaron la huida del país de más de 8.000 personas a Liberia, Ghana, Guinea y Togo, según la Agencia de la ONU para los Refugiados (ACNUR).

También tras las elecciones presidenciales de 2010, más de 3.000 personas perdieron la vida, más de 300.000 tuvieron que huir a otros países de la región y más de un millón se desplazaron por el interior.

La liberación de N'Guessan coincide con la intención de retomar el diálogo por parte del presidente marfileño, según indicó hoy en su intervención en el Consejo de Ministros.

"El presidente Bédié y yo hemos hablado en varias ocasiones recientemente y hemos acordado reanudar el diálogo bilateral en los próximos días, seguramente en la segunda mitad de enero", declaró Ouattara.

El pasado 11 de noviembre, el expresidente marfileño Henri Konan Bédié, líder del Partido Democrático de Costa de Marfil (PDCI) y jefe de la oposición, se reunió con Ouattara con el objetivo de restaurar la paz en el país y el 9 de diciembre anunció el fin de la "transición" y propuso un diálogo nacional.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Noviembre 2022
L M X J V S D
  1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 30      
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD