31-12-2020 / 14:40 h EFE

e Rachidi

Róterdam (Países Bajos), 31 dic (EFECOM).- Llevan dos años preparándose en el Puerto de Róterdam para la hora de la verdad: el 1 de enero de 2021, día en que la importación y exportación de productos entre la Unión Europea y el Reino Unido empieza a requerir papeleos adicionales que pueden producir demoras de camiones en esta aduana marítima.

Un Brexit caótico haría que los británicos tengan que volver al “papel de periódico, como antaño”. Su exministro de Asuntos Europeos Denis MacShane pronosticaba así las consecuencias de un atasco en el transporte marítimo entre ambos lados del canal de la Mancha: el Reino Unido es el mayor exportador de papel higiénico de Europa, recordó.

Por esta razón, los muelles del embarcadero llevan meses augurando un apocalipsis: los productos no perecederos, desde piezas de coches y bicis, hasta prendas y envasados, se amontonan después de los controles aduaneros para adelantarse a cualquier imprevisto durante los primeros días de 2021, tras hacerse efectivo el Brexit.

Unos 3.000 camiones y remolques cruzan cada día este puerto hacia el Reino Unido. Los transportistas, que apuran hoy las horas para pasar la Nochevieja con los suyos, necesitarán a partir de mañana una autorización para poder llevar sus productos al Reino Unido. Los letreros que se lo recuerdan empapelan los aparcamientos, terminales y autopistas que conducen a este puerto neerlandés, el más grande de Europa.

A pesar del acuerdo comercial entre Londres y Bruselas, subirse a un ferri a partir del viernes ya no será tan fácil como cuando Reino Unido era parte del territorio comunitario, y las autoridades portuarias calculan que la circulación no empezará a fluir con total normalidad hasta después de al menos unos meses.

“A nosotros nos da igual a estas alturas que sea un Brexit con acuerdo, nos hemos estado preparando todo este tiempo para todos los escenarios, así que esperamos que todo vaya lo más calmado posible. Estamos todo lo listos que se puede estar tras años de incertidumbre”, dice a Efe Leon Willems, portavoz de un puerto que se extiende 50 kilómetros a lo largo del Mar del Norte para canalizar mercancías entre Europa y el mundo.

CONTRATACIONES Y APARCAMIENTOS EXTRA

Después de Rusia, el Reino Unido es el segundo país de origen de Róterdam para mercancías enviadas por mar. Varios exportadores neerlandeses de plantas y productos alimenticios participaron a principios de diciembre en un ensayo general de regulaciones de exportación que se aplicarán a partir del 1 de enero.

El puerto ha reclutado 900 agentes de aduanas para reforzar los controles que ya realizan los más de 1.200 funcionarios, trabajando con el peor escenario de que unos 400 camiones se puedan quedar “estancados” diariamente en el puerto, un máximo de 24 horas, hasta registrarse, informar de su cargamento y poner al día toda su documentación.

El puerto ha establecido cinco nuevas áreas de estacionamiento adicional, con espacio para más de 700 camiones, para que aparquen mientras. El espíritu estos años ha sido no depender de que Londres y Bruselas acuerden su futura relación comercial.

La directora general de Aduanas, Nanette van Schelven, aseguró a Efe que sólo en 2019 envió 75.000 cartas a empresas holandesas invitándolas a “regularizar” su situación.

“Al final hay más claridad, pero eso no significa que las empresas ya no necesiten prepararse. A pesar del acuerdo, las formalidades aduaneras se aplicarán al tráfico de mercancías con el Reino Unido”, subraya el puerto en una nota.

Esperan que haya algo menos de movimiento de camiones entre el continente europeo y el Reino Unido en los próximos tres días por el primer día del año y el fin de semana, aunque, según Willems, “los camioneros tienen que llevar sus mercancías todos los días del año, así que habrá gente trabajando”, y calentando motores para el lunes 4 de enero, el primer día laborable del año.

BASE DIGITAL

Han puesto en marcha una base digital, Portbase, accesible a aduanas para obtener datos registrados por compañías de transbordadores y cadenas logísticas para “hacer que el envío de carga desde Róterdam a puertos británicos se realice de la manera más fluida posible, minimizando el riesgo de interrupción del tráfico por congestión”, explica.

Solo se permitirá a bordo de los transbordadores aquella carga declarada digitalmente con anticipación, y los camiones que no hayan hecho esta gestión no podrán acceder a las terminales. Con ayuda de controladores de tráfico y señalización, los conductores serán enviados al aparcamiento más cercano.

Recibirán un folleto con información en diez idiomas que equivaldrá a un boleto de admisión, con una ruta clara hacia el estacionamiento asignado donde podrá acudir para comunicarse con su cliente o planificador de transporte y hacer los trámites necesarios para continuar su camino sin interrumpir el tráfico a otros camiones.

Desde la asociación comercial de transportistas Evofenedex creen “que se han solicitado pocos permisos de aduana” porque, debido al largo periodo de incertidumbre en las negociaciones, muchas empresas han pospuesto la burocracia. Pero no temen que haya “estanterías vacías” porque muchas empresas han acumulado provisiones estos meses.

El puerto subraya que “los transportistas, terminales y autoridades deberán acostumbrarse a la nueva situación”, y que, a pesar de los preparativos, “existe la posibilidad de que el proceso logístico se desarrolle con menos fluidez de lo normal” los primeros días del año.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Mayo 2022
L M X J V S D
            1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31          
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD