31-12-2020 / 15:50 h EFE

El atacante Borja Valle, que vuelve a ser jugador del Real Oviedo cinco años después, explicó en su presentación que fue su pasado azul lo que más pesó en su fichaje, mucho más que lo económico y lo deportivo, y aclaró que aunque su contrato acaba en junio, "hay opción de seguir".

El berciano, que manifestó su deseo de "volver a sonreír y revivir los bonitos momentos que vivió en Oviedo", quiso aclarar en primer lugar que su salida del club en 2016 fue una decisión suya a la que "no benefició una persona que entonces trabajaba en el club".

"Se divulgó la mentira de que fingía estar lesionado para no renovar. Quien me conoce sabe que no es así, pero quiero aclararlo para quien no, porque es algo que me ha hecho daño todo este tiempo", explicó el jugador, para el que "no fue nada difícil" escoger de nuevo al Oviedo.

El atacante, que puede jugar de punta, mediapunta o extremo, señaló que "todo el mundo puso de su parte para poder fichar" y avanzó que tanto él como el club esperan aún un último trámite, relacionado con el transfer del jugador, para poder ser inscrito.

Para estos seis meses que le quedan por delante, a expensas de que luego negocie con el club la posibilidad de continuar, Valle tiene como objetivo sumar al equipo su experiencia, la misma que le lleva a dar especial importancia "a no marcarse objetivos a largo plazo, que luego pueden devorarte".

La identidad, la solidez y las ideas claras del conjunto entrenado por Ziganda han sido varios de los aspectos que ha destacado de los azules el nuevo fichaje, que está a la espera de la segunda PCR para entrenarse con el grupo pero se ejercita ya en solitario en El Requexón.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Diciembre 2021
L M X J V S D
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30 31    
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD