17-02-2021 / 21:10 h EFE

Miles de fieles católicos guatemaltecos adoptaron este miércoles la sana distancia para cumplir con la tradición del Miércoles de Ceniza, en el inicio de la Cuaresma, debido a la pandemia de la covid-19.

A primera hora de este miércoles, en la Iglesia del Calvario, una de las más antiguas de la capital guatemalteca, erigida en el siglo XVIII, se celebró una misa inaugural con cupo reducido, lo que provocó que decenas de fieles permanecieran en las afueras, a la espera de recibir el mensaje y el polvo de las palmas calcinadas el domingo anterior.

No hubo marcas en las frentes en esta ocasión, sino una pizca de ceniza que lanzaron los religiosos a los feligreses en las iglesias, con ceremonias que guardaron los protocolos sanitarios, como la reducción de los aforos, el uso estricto de la mascarilla y el alcohol en gel.

AÑO SIN PROCESIONES

El padre Manuel de Jesús Chilín animó a los fieles a "no decepcionarse" por la cancelación de los actos públicos de la Semana Santa debido a la pandemia, pues "también es momento de leer la liturgia".

Como en 2020, la Conferencia Episcopal de Guatemala canceló en 2021 las históricas procesiones que año con año salen a las calles del país en la Semana Santa con largos recorridos en los que se aglomeran multitudes, entre los cargadores, los creadores de las alfombras de aserrín y miles de curiosos.

La de este miércoles en la Iglesia del Calvario fue la primera misa del día, un momento propicio para que docenas de trabajadores se detuvieran antes de llegar a sus oficinas.

Mientras en la Iglesia del Calvario la gente recibió de pie la pizca de ceniza que el padre roció sobre sus cabezas, en la Catedral Metropolitana, construida entre 1781 y 1872 en el centro de la urbe metropolitana, las personas sí pudieron arrodillarse ante la imposición de la ceniza.

A menos de 10 kilómetros de allí, en la iglesia de San Martín de Porres al sur de la Ciudad de Guatemala, una decena de mujeres se organizaron para imponer la ceniza a algunos fieles dentro de sus carros, como una especie de autoservicio.

El primer caso de la covid-19 en Guatemala fue el 13 de marzo de 2020, lo que provocó un confinamiento y toque de queda por varios meses hasta octubre, cuando quedaron liberadas varias restricciones.

El sistema de salud guatemalteco ha contabilizado 6.164 decesos por el virus y 168.880 casos positivos, de los cuales 6.796 permanecen activos.

Guatemala es el país con más fallecidos por el SARS-CoV-2 en Centroamérica y el segundo lugar en cuanto a pruebas realizadas (865.877) por detrás de Panamá.

Según información de una encuesta de la firma Pro Datos publicada en 2015 en el diario local Prensa Libre, en Guatemala el 45 por ciento de la población profesa la religión católica, el 42 por ciento es protestante, el dos por ciento práctica otras religiones y el 11 por ciento se declara ateo o agnóstico.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Enero 2023
L M X J V S D
            1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31          
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD