05-07-2021 / 23:30 h EFE

Las micro y pequeñas empresas en Honduras han sido las más afectadas por el impacto de la crisis causada por la covid-19, dijo este lunes el vicepresidente de la Cámara de Comercio e Industrias de Tegucigalpa (CCIT), Daniel Fortín, en una entrevista con Efe.

"Definitivamente la micro y pequeña empresa son las que más sufrimos los embates de cualquier situación adversa", afirmó Fortín.

El 10 % de las empresas en Honduras, en su mayoría micro y pequeñas, "cerraron operaciones indefinidamente", destacó el empresario.

RETROCESO DE 15 AÑOS

Pese a los desafíos que presentan por su baja productividad y alta informalidad, las micro, pequeñas y medianas empresas ofrecen puestos de trabajo a más de 900.000 personas, según cifras oficiales.

Fortín calcula que a causa de la covid-19 se perdieron "entre 800.000 y un millón de empleos", de los que muchos no serán recuperados porque muchas micros y pequeñas empresas cerraron y otras se vieron obligadas a recortar personal.

"Tuvimos un retroceso de 15 años", enfatizó el líder empresarial, quien dijo que recuperar esos puestos de trabajo depende de la estabilidad política del país.

En la recuperación de empleos también influyen los planes del Gobierno y la seguridad que el Estado ofrezca a los empresarios para continuar invirtiendo, añadió.

Además, que exista un flujo de dinero "normal" en el país centroamericano, para dinamizar la economía.

INFORMALIDAD, UN OBSTÁCULO

La crisis derivada de la pandemia, que deja en el país cerca de 268.000 contagios y 7.089 muertos, también ha elevado la informalidad, la pobreza y la indigencia en Honduras, según los empresarios.

Según un documento divulgado la semana pasada por el Consejo Hondureño de la Empresa Privada (COHEP), las pequeñas empresas consideran que las prácticas del sector informal son un "obstáculo significativo" y afirman que los problemas en administración tributaria son "un desafío menor".

La mayoría de las empresas compiten con las informales o no registradas en Honduras, donde los requisitos regulatorios onerosos desincentivan la formalización, particularmente entre las pequeñas compañías que carecen de capacidad administrativa para cumplir con ese "complejo marco regulatorio", señala el informe "Diagnóstico de crecimiento inclusivo".

El sector informal utiliza "su informalidad para obtener ventajas competitivas al eludir" las regulaciones gubernamentales y los costos financieros que cumplen las empresas formales, añadió.

El vicepresidente de la CCIT afirmó que en este momento el país no tiene las condiciones necesarias para recuperar todos los empleos perdidos por la pandemia.

VOLUNTAD POLÍTICA

"Necesitamos un plan de país para poder lograr algo y sentarnos sobre la mesa poniendo a Honduras sobre la mesa, todas las partes involucradas, para ver cómo se puede desarrollar y salir adelante", explicó.

Dijo que espera que las autoridades hondureñas tengan voluntad política para apoyar la recuperación de la micro y pequeñas empresas afectadas por la crisis causada por el coronavirus.

Según el sector privado, la mayoría de las micro y pequeñas empresas han sido afectadas por años por el poco acceso a créditos y ahora con la pandemia tienen menos oportunidades.

Las micro y pequeñas empresas reciben apenas el 3 % del total de préstamos que otorga el sistema financiero en Honduras a pesar de que es un rubro clave para mejorar el empleo, según las autoridades.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Octubre 2021
L M X J V S D
        1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30  
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD