09-12-2021 / 22:20 h EFE

Río de Janeiro anunció espectáculos de fuegos de artificio en diez playas de la ciudad en la última noche de 2021 como alternativa a su famosa fiesta de Reveillon, que este año no contará ni con festejos ni conciertos debido a los temores generados por la variante ómicron de la covid-19.

La "versión más simple" y menos atrayente de la famosa fiesta de Reveillon de Río de Janeiro —que tradicionalmente aglomera a unas 2 millones de personas en la playa de Copacabana para despedir el año— fue anunciada por el alcalde de esta ciudad brasileña, Eduardo Paes, en una rueda de prensa.

El anuncio fue hecho una semana después de que el propio Paes incluyera a Río de Janeiro entre las 23 capitales regionales de Brasil, de un total de 27, que cancelaron sus fiestas de fin de año por temor a que puedan ayudar a propagar la nueva variante del coronavirus en momentos en que Brasil parece superar la pandemia.

"Vamos a cancelar la celebración oficial de Reveillon de Río. Tomo la decisión con tristeza, pero no podemos organizar la celebración sin la garantía de todas las autoridades sanitarias. Espero poder estar en Copacabana abrazando a todos en el cambio de 2022 a 2023. Se echará de menos este año, pero lo más importante es que sigamos vacunando y salvando vidas", afirmó entonces el alcalde.

BRASIL Y LA PANDEMIA

El principal motivo para la cancelación de las fiestas es el temor a un nuevo repunte de la pandemia, que ya ha dejado más de 616.000 muertos y 22,2 millones de infectados en el país —uno de los tres más castigados por la pandemia en el mundo—, en medio de la alerta por la aparición de la variante ómicron.

Brasil ha registrado hasta el momento 6 casos del nuevo linaje del SARS-CoV-2 —e investiga un caso sospechoso—, variante que fue notificada por primera vez en Sudáfrica el pasado 25 de noviembre y de la que todo apunta que es más contagiosa que sus predecesores.

Pero una nueva consulta al consejo científico que asesora a los gobiernos regional y municipal en la gestión frente a la covid-19 llevó a Paes a revisar su decisión y a anunciar que la alcaldía ofrecerá espectáculos de fuegos artificiales de hasta 16 minutos no solo en Copabacana sino también en otras nueve playas de la ciudad.

"Será difícil estar en algún lugar de la ciudad sin mirar al cielo y ver los fuegos de artificio. Queremos una fiesta con la mayor democracia posible", afirmó el alcalde.

"Es claro que habrá aglomeración. La aglomeración no está prohibida en Río de Janeiro. Pero reduciremos los riesgos. Tendremos los espectáculos en diez puntos diferentes para evitar desplazamientos y aglomeraciones", agregó.

La municipalidad considera que la cancelación de los conciertos musicales y de las fiestas previstas en Copacabana reducirá el interés de cariocas y turistas en ir hasta la playa para despedir el año, ya que podrán verla sin tener que estar en la arena.

La única atracción adicional en las arenas serán las 25 torres de cajas de amplificación de sonido montadas en Copacabana y que reproducirán diferentes músicas así como el recuento de los segundos que faltan para la entrada de 2022.

En 2020 la fiesta también fue cancelada, incluso los espectáculos de fuegos de artificio, pero la municipalidad envió entonces guardias a las playas para evitar que las personas se aglomeraran.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Julio 2022
L M X J V S D
        1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD