08-04-2022 / 23:00 h EFE

Arturo McFields, exembajador de Nicaragua ante la Organización de los Estados Americanos (OEA), criticó este viernes la asunción de su sucesor en el cargo, el exguerrillero sandinista Orlando Tardencilla, por “callar” ante la crisis sociopolítica que vive el país centroamericano.

“OEA recibe hoy viernes con alfombra roja al guerrillero Orlando Tardencilla. Olvidando los 181 presos políticos, 355 muertos y 170 mil exiliados. Las democracias de América Latina no pueden callar. Los malos ganan cuando los buenos callan”, dijo McFields, en su cuenta en Twitter.

McFields tomó notoriedad el 23 de marzo pasado en una sesión del Consejo Permanente de la OEA, cuando decidió dejar de “guardar silencio y defender lo indefendible”, para denunciar la “dictadura” del Gobierno del presidente Daniel Ortega en Nicaragua.

En su denuncia, el entonces embajador nicaragüense se refirió a los cientos de muertos y “presos políticos” en su país como consecuencia de las manifestaciones antigubernamentales de 2018 o del proceso electoral en los que Ortega fue reelegido presidente, así como las decenas de miles de personas que han huido al exilio desde entonces.

En respuesta, el Gobierno nicaragüense tomó distancia del diplomático, lo destituyó de su cargo, y finalmente nombró a Tardencilla como su nuevo embajador ante la OEA.

En su discurso de presentación, Tardencilla afirmó que “la OEA, prestó e hipotecó su naturaleza de órgano de expresión integradora americana para convertirse en instrumento complaciente que justificó, promovió, y hasta realizó actos infames contra varios pueblos de nuestro continente”.

Tardencilla, además de exguerrillero, es un abogado y exdiputado del Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN) ante la Asamblea Nacional y ante el Parlamento Centroamericano (Parlacen), que apenas en diciembre de 2018 había sido nombrado representante de Nicaragua con rango de embajador ante la Organización de las Naciones Unidas (ONU).

El embajador luchó en Nicaragua contra la dictadura de Somoza, derrocada en 1979, y se integró en 1980 a la entonces guerrilla del Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN), en El Salvador, donde fue detenido un año después.

Tardencilla fue conocido en esos años por haber sido enviado a Washington para atestiguar que su presencia en El Salvador era una evidencia de que Fidel Castro intentaba establecer el comunismo en Centroamérica, pero una vez ante los periodistas cambió su versión y afirmó que Estados Unidos estaba “empeñado en atacar a la revolución de Nicaragua”.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Octubre 2022
L M X J V S D
          1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD