02-06-2022 / 0:50: h EFE

La Contraloría brasileña autorizó este miércoles al Gobierno a conceder a la iniciativa privada la operación de 15 aeropuertos, incluyendo el de Congonhas, el tercero de mayor movimiento en el país por operar los vuelos regionales que parten y llegan a Sao Paulo, la ciudad más poblada de Brasil.

La autorización concedida por el Tribunal de Cuentas de la Unión (TCU), órgano fiscalizador del Congreso, supone la superación del último obstáculo en el proceso de concesión, por lo que el Gobierno anunció inmediatamente que planea organizar la respectiva subasta antes de las elecciones presidenciales de octubre.

El Ministerio de Infraestructura informó que planea publicar el respectivo edicto de la séptima ronda de concesiones aeroportuarias este mismo mes para que la respectiva subasta pueda ser realizada en la Bolsa de Sao Paulo en la primera o la segunda semana de agosto.

"Con el aval de la Corte de Cuentas, el calendario estipulado por el Gobierno sigue en vigor. Es decir que publicaremos el edicto del concurso en junio y realizaremos la subasta en el segundo semestre de 2022", afirmó el ministro de Infraestructura, Marcelo Sampaio.

De acuerdo con el Ministerio, la concesión de los 15 aeropuertos a operadoras privadas por 35 años debe generar inversiones por unos 7.300 millones de reales (unos 1.258,6 millones de dólares) en la ampliación y modernización de las terminales.

Los aeropuertos serán subastados en tres bloques, el primero de los cuales incluye el aeropuerto de Congonhas y los de las ciudades de Campo Grande, Corumbá, Ponta Pora, Santarém, Marabá, Carajás, Altamira, Uberlandia, Uberaba y Montes Claros.

Es decir que el consorcio que pretenda operar el aeropuerto de Sao Paulo, que movió 9,4 millones de pasajeros el año pasado, tendrá que asumir la gestión de otros diez de menor movimiento.

La empresa que se adjudique la concesión de este bloque tendrá que comprometerse con inversiones por 5.889 millones de reales (unos 1.015,3 millones de dólares), además de pagar un mínimo de 255 millones de reales (unos 44 millones de dólares) por la licencia.

El segundo bloque reúne a los aeropuertos de Campo de Marte en Sao Paulo y Jacarepaguá en Río de Janeiro, dos pequeñas terminales que operan vuelos privados de aviones ejecutivos en las dos mayores ciudades del país.

Y el tercer bloque integra los aeropuertos de dos capitales de estados amazónicos, el de Belén, capital del estado de Pará, y el de Macapá, capital del estado de Amapá.

El vencedor de la concesión sobre el segundo lote tendrá que comprometerse a invertir 580 millones de reales (unos 100 millones de dólares) y el que se adjudique el tercer lote tendrá que realizar inversiones por 875 millones de reales (unos 150,8 millones de dólares).

El aeropuerto Santos Dumont, otra importante terminal nacional por operar los vuelos nacionales desde Río de Janeiro, también había sido incluido en la séptima ronda de concesiones aeroportuarias pero fue excluido este año por petición de la municipalidad luego de que la empresa que se adjudicó en 2014 la concesión del aeropuerto internacional de Río renunciara a la misma y anunciara su devolución.

La intención del Ministerio de Infraestructura es realizar una nueva subasta en 2023 en la que serán ofrecidos conjuntamente las gestiones de los dos aeropuertos de Río.

La concesión de los 15 aeropuertos elevará hasta 49 el número de terminales que han sido concedidas por el Gobierno a la iniciativa privada en los últimos diez años, incluyendo los aeropuertos internacionales de Sao Paulo, Belo Horizonte, Brasilia, Recife y Salvador.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Octubre 2022
L M X J V S D
          1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD