09-06-2022 / 16:40 h EFE

El Fondo Internacional de Desarrollo Agrícola (FIDA) de la ONU, el Banco de Desarrollo FONPLATA y el Gobierno de Argentina lanzaron hoy un nuevo proyecto de desarrollo rural para ayudar a los pequeños agricultores de ese país a hacer la transición hacia sistemas de producción más resilientes basados en los principios de la agroecología, informó la agencia de Naciones Unidas.

El denominado Programa de Promoción de Sistemas Agroalimentarios Resilientes y Sostenibles para la Agricultura Familiar (PROSAF), que aprovechará las tecnologías digitales para mejorar los medios de vida e ingresos de los pequeños agricultores, tendrá cobertura nacional, aunque priorizará las inversiones en el norte argentino.

El PROSAF beneficiará directamente a 16.610 familias rurales en situación de pobreza (alrededor de 66.000 personas), prestando especial atención a las mujeres (40% de los beneficiarios), los jóvenes (30%) y pueblos indígenas (20%), indicó el FIDA en un comunicado.

Ejecutado por el Ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca, representa una inversión total de 36,1 millones de dólares por parte del FIDA , FONPLATA (13,1 millones cada organismo) y el Gobierno de Argentina (6,7 millones), además de 3 millones de aportación de los beneficiarios.

“Aunque Argentina es una de las economías más grandes de América Latina, la pandemia de COVID-19 ha limitado la capacidad del país para recuperarse de la recesión económica y ha llevado su tasa de pobreza por encima del 40 por ciento", explicó Marco Camagni, director del FIDA para Argentina.

"En este contexto, el debate sobre los sistemas alimentarios se ha intensificado, con una creciente demanda de promover una agricultura más resiliente, inclusiva y sostenible” y “la transición hacia la agroecología es una de las principales opciones para responder a esta demanda", por lo que "el proyecto permitirá que los agricultores familiares jueguen un papel clave en esta transición”, añadió.

El proyecto financiará "planes participativos para fortalecer las organizaciones y redes rurales; apoyar la creación de empleo y el crecimiento del espíritu empresarial de los jóvenes rurales; promover el desarrollo de innovaciones digitales que favorezcan el acceso a los mercados y la inclusión financiera; y desarrollar formas alternativas de conectar a los grupos objetivo con los mercados locales, nacionales e internacionales".

Las áreas prioritarias de intervención serán aquellas "en las que la pobreza rural y la existencia de necesidades básicas insatisfechas se superponen" y el proyecto se ocupará de "la mejora de las habilidades laborales y empresariales de los jóvenes y mujeres rurales, el acceso a innovaciones digitales en los servicios de financiación y comercialización y la implementación de prácticas agroecológicas".

Desde que el FIDA comenzó a operar en Argentina en los años ochenta, el Fondo ha financiado nueve proyectos beneficiando a más de 100.000 familias rurales.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Enero 2023
L M X J V S D
            1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31          
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD