19-07-2022 / 1:50: h EFE

El Gobierno de Panamá oficializó este lunes la congelación del precio de los combustibles en 3,25 dólares el galón (3,78 litros), para lo que contempla un subsidio de 200 millones de dólares, en medio de una persistente ola de protestas contra el alto costo de la vida.

En junio pasado el Gobierno congeló en 3,95 dólares el galón de combustible para algunos sectores, como el transporte público, a fin de frenar el crecimiento de los precios de los alimentos, y el 11 de julio extendió esta medida a toda la población en un intento fallido por sofocar la ola de protestas que comenzó una semana antes.

En unas negociaciones el pasado fin de semana con la Alianza Nacional por los Derechos de los Pueblos (Anadepo), con sede en la provincia de Veraguas y una de las dos que impulsan las protestas, las partes acordaron reducir a 3,25 el precio congelado del combustible, pero este lunes los gremios rompieron el convenio.

Pese a ello, el Ejecutivo del presidente Laurentino Cortizo aprobó en un consejo de ministro extraordinario el "nuevo precio de la gasolina de 91 y 95 octanos y diésel bajo en azufre en 3,25 dólares por galón en beneficio de todo el país".

De esta forma, el Gobierno "le confirma al país que cumplirá con el precio, acordado indistintamente de cualquier decisión tomada por la dirigencia de las agrupaciones reunidas en la ciudad de Santiago de Veraguas", señaló un comunicado oficial.

"El aporte del Estado para cumplir con este beneficio es de hasta por la suma de 200 millones para estabilizar temporalmente el costo del combustible atendiendo la variación del precio en el mercado internacional, ocasionado por la guerra entre Rusia y Ucrania", agregó el Gobierno.

El sindicato de la construcción Suntracs, el más poderoso del país y artífice de los cierres que afectan casi a diario a la capital y otros centros urbanos, exige que los recursos para subsidiar los combustibles provengan del control a las ganancias de los importadores y no de los impuestos que pagan los panameños.

Sectores sociales demandan con manifestaciones que se acabe con la contratación de amigos y familiares en los distintos poderes públicos para que haya recursos para el subsidio al combustible y no se tenga que acudir a la compra de más deuda pública, como han vaticinado los economistas.

Los medios panameños tienen años publicando las planillas del Legislativo, donde se evidencia la presencia de familias enteras de los diputados contratados, y los abultados salarios que cobran los ministros consejeros, una figura introducida por el Gobierno de Cortizo.

El presidente Cortizo anunció la reducción en un 10 % de la planilla estatal, el inicio de un programa de retiro voluntario de servidores del sector público y la suspensión de aumentos salariales, salvo los establecidos por ley, entre otras medidas de "austeridad".

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Diciembre 2022
L M X J V S D
      1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31  
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD