06-05-2010 / 20:10 h EFE

Los prelados se encuentran en el Vaticano desde principios de semana, para cumplir la quinquenal visita "ad limina apostolorum" y durante la misma ha visitado ya los dicasterios vaticanos y además del tema de la pederastia también analizarán con el Pontífice temas de bioética, eutanasia y diálogo interreligioso.

Bélgica es el segundo país europeo que ha aprobado una ley para la eutanasia y "sufre" por los escándalos de abusos sexuales por parte de clérigos, según señaló hoy el diario vespertino vaticano L'Obsservatore Romano", que subrayó que las estadísticas muestran un descenso de los católicos del 30 por ciento en todo el país.

El diario entrevistó al arzobispo de Malinas-Bruselas y jefe de los obispos belgas, Andre Joseph Leonard, quien afirmó que los casos de pederastia "son motivo de gran sufrimiento" y de "inquietud".

Leonard aseguró que la Iglesia belga ha adoptado diferentes medidas para acabar con estos casos y ha pedido a las víctimas que los denuncien ante la magistratura, "una medida que ha sido muy bien acogida".

Otras medidas son una formación más profunda de los sacerdotes y seminaristas, "comenzando con discernir" si son idóneos para el sacerdocio.

Leonard contó que desde hace trece años la Conferencia Episcopal Belga tiene una comisión para que se dirijan a ella todos los que quieran denunciar un comportamiento ilícito o de abuso.

El arzobispo dijo también a Radio Vaticano que los siete prelados analizarán con el Papa "las dolorosas preguntas" que han surgido en Bélgica tras la dimisión del obispo de Brujas.

"Es inevitable hablar de ese tema y de las medidas que pretendemos adoptar para afrontar esa situación", manifestó Leonard.

El ya ex obispo de Brujas, Roger Vangheluwe, de 74 años, reconoció recientemente que había abusado de un joven cuando era sacerdote y fue destituido inmediatamente, el pasado 23 de abril, por el Papa.

Además del escándalo de Vangheluwe, el pasado día 29 un diario belga publicó la denuncia de un hombre que asegura que cuando tenía 15 años, en la década de los años 80, fue violado por un sacerdote de la diócesis de Namur y que el actual jefe de la Iglesia Católica belga, Leonard, que en aquella época era obispo de Namur, lo encubrió. El caso se encuentra desde 2006 en los tribunales belgas.

Los casos de pederastia en la Iglesia belga se unen a los denunciados en la iglesia de EEUU, Irlanda, Alemania, Austria, Holanda e Italia, que han colocado a la Iglesia Católica en una de las crisis más graves de su historia reciente.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Enero 2022
L M X J V S D
          1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30
31            
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD